Buscar
  • Pablo Seldner

Chinampas.

Actualizado: 14 abr 2021

Asegurar seguridad alimentaria ha sido una de las grandes discusiones de este siglo, y encontrar maneras sustentables de hacerlo parece ser el núcleo fundamental del problema [1][2][3].

Photo credits: https://veme.digital/la-chinampa-claro-ejemplo-del-ingenio-mexicano/

Se han propuesto numerosos marcos de acción para poder abarcar este problema [4]. Últimamente se han explorado soluciones más concretas, a veces en técnicas que se utilizaban antes, con un alto potencial sustentable. Muchas de estas soluciones se desarrollaron a través del estudio de sistemas tradicionales de agricultura, un área de creciente interés científico [5]. Así es como desde hace varias décadas existe un interés especial de utilizar el sistema de cultivo conocido como “chinampas” como una opción de agricultura sustentable [6].


Las chinampas consisten en una especie de “balsa”, hecha por capas de barro y vegetación muerta, rodeada por un sistema de canales (o en el agua de los lagos) y contenidas por barreras hechas con postes de ramas o árboles muertos [7]. Tradicionalmente, la fertilidad del suelo se va recuperando con la inclusión de nuevo barro y materia orgánica vegetal muerto que flota en el mismo sistema de agua.

Actualmente se sigue usando vegetación muerta, principalmente lirio acuático seco y huachinango, pero también se complementa con estiércol. Los canales que circundan las balsas tienen una profundidad promedio de 1.5 metros y funcionan como el principal sistema de riego. Ya los aztecas utilizaban este sistema de manera extendida para obtener alimentos, siendo la principal fuente de comida de Tenochtitlan de la era prehispánica [5]. Debido a su relevancia histórica y cultural, las chinampas de Xochimilco han sido declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1987 y designada húmedal de interés internacional según el Convenio Ramsar (Que es una convención Relativa a los humedales de Importancia Internacional, especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas) por su aporte a los servicios ambientales a la comunidad del área.

Actualmente, en las Chinampas se cultiva numerosas hortalizas (como lechuga y cilantro) en una mezcla de técnica tradicional y herramientas modernas para optimizar la producción. Sin embargo, presenta un gran potencial sustentable comparado con el cultivo en invernadero, mostrando una superioridad en 10 de los 17 indicadores del Marco para la Evaluación de Sistemas de Manejo de recursos naturales incorporando Indicadores de Sustentabilidad (MESMIS) [5]. El uso no intensivo de diferentes partes del sistema de canales (como el lodo para germinar o materia muerta como fertilizante) maximiza los servicios ambientales y la estabilidad sustentable del sistema [5][7][8].


Photo Credits: https://www.elcorreo.com/jantour/opinion/chinampas-20180220184622-nt.html

Sin embargo, las chinampas también tienen serios desafíos en el futuro próximo. El área de las chinampas se ha visto muy afectada por la urbanización y falta de regulación al respecto, tanto por el desplazamiento de los sitios de cultivo como por los efectos de los residuos y aguas residuales en los cuerpos acuíferos que usan las chinampas [8][9] especialmente por la salinización de la tierra y sus consecuencias en los cultivos [10]. Estudios sugieren que, para disparar el potencial sustentable de las chinampas, campañas de sensibilización y socialización de los problemas son necesarias para buscar soluciones socioeconómicamente aceptables [11].

Referencias

  1. Rockstrom, J., Williams, J., Daily, G., Noble, A., Matthews, N., Gordon, L., … Smith, J. (2017). Sustainable intensification of agriculture for human prosperity and global sustainability. (Report). Ambio, 46(1), 4–17.https://doi.org/10.1007/s13280-016-0793-6

  2. Candel, J. (2014). Food security governance: a systematic literature review. (Report). Food Security, 6(4), 585–601.https://doi.org/10.1007/s12571-014-0364-2

  3. Burchi, F., Fanzo, J., Frison, E., & Burchi, F. (2011). The role of food and nutrition system approaches in tackling hidden hunger. International Journal of Environmental Research and Public Health, 8(2), 358–373.https://doi.org/10.3390/ijerph8020358

  4. Grafton, R., Mclindin, M., Hussey, K., Wyrwoll, P., Wichelns, D., Ringler, C., … Williams, J. (2016). Responding to Global Challenges in Food, Energy, Environment and Water: Risks and Options Assessment for Decision‐Making. Asia & the Pacific Policy Studies, 3(2), 275–299. https://doi.org/10.1002/app5.128https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/app5.128

  5. Merlín-Uribe, Y., González-Esquivel, C. E., Contreras-Hernández, A., Zambrano, L., Moreno-Casasola, P., & Astier, M. (2013). Environmental and socio-economic sustainability of chinampas (raised beds) in Xochimilco, Mexico City. International Journal of Agricultural Sustainability, 11(3), 216-233.

  6. Torres-Lima, P., Canabal-Cristiani, B., & Burela-Rueda, G. (1994). Urban sustainable agriculture: The paradox of the chinampa system in Mexico City. Agriculture and human values, 11(1), 37-46.

  7. González Carmona, E., & Torres Valladares, C. I. (2014). La sustentabilidad agrícola de las chinampas en el Valle de México: caso Xochimilco. Revista Mexicana de agronegocios, 34(1345-2016-104445).

  8. LAS CHINAMPAS, D. H. D. X., & LA, S. D. B. P. Ximena Aide Mendoza Correa.

  9. Jaramillo, J. E., Vrska, I. I., & Yáñez, A. M. EL CASO DE LAS “CHINAMPAS”.

  10. Bello, R. R., Calderón, N. E. G., Escobar, M. O., & Krasilnikov, P. (2011). Artificial chinampas soils of Mexico city: Their properties and salinization hazards. Spanish Journal of Soil Science: SJSS, 1(1), 70-85.

  11. Torres-Lima, P., Conway-Gómez, K., & Buentello-Sánchez, R. (2018). Socio-environmental perception of an urban wetland and sustainability scenarios: a case study in Mexico City. Wetlands, 38(1), 169-181.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo